Música para bebes: consejos

Desde finales de los años 90, muchas son las teorías que han intentado conectar la idea de que si los bebés escuchan música mientras se encuentran en el útero de sus madres tendrán beneficios a corto y largo plazo.
El desarrollo intelectual y emocional del bebé, la unión madre e hijo que se forma a través de la música o la relajación de ambos son solo algunas de las ventajas de poner en práctica este método. Además, está el hecho de que el aparato auditivo es uno de los primeros que desarrolla el feto, y el oído es el primer órgano sensorial que establece conexiones sensoriales con el cerebro. A los cinco meses de embarazo, el feto ha desarrollado la capacidad auditiva, y se dará cuenta de los movimientos y los sonidos.

Escuchar música clásica puede provocar un efecto relajante en el feto, sin embargo, no es necesario escuchar sólo este tipo de música, ya que éste disfrutará de cualquier clase de música que escuche después de las 17 semanas de gestación. De hecho, escuchar diferentes géneros ayudará en un futuro a que sus aptitudes frente al aprendizaje sean mucho mejores.

La estimulación prenatal es un método que utiliza sonidos, movimientos, vibraciones y luces para intentar comunicarse con el bebé antes de que nazca. De esta forma, los bebés reconocen y responden a diferentes estímulos, mientras se desarrollan de forma física, mental y sensorial. Según esta técnica, tu bebé reaccionaría ante ciertos estímulos mientras desarrollan su memoria y en un futuro su capacidad intelectual. Algunos expertos recomiendan escuchar las sinfonías de Mozart, ya que algunas tienen temas repetitivos.

Babies-recognize-music

El patrón de respiración del feto podría variar según el ritmo de la música, así que intenta no poner música que tenga un ritmo demasiado rápido o apabullante, tu bebé podría sentirse estresado. No pongas siempre la misma música, intenta cambiar de estilo y de artistas, al igual que te pasaría a ti, si tú te aburres, tu bebé también.

No está científicamente demostrado que escuchar música durante el embarazo mejore el cociente intelectual de tu hijo, aunque sea una teoría que está bastante extendida. Otra teoría bastante conocida, sería la que expone los recién nacidos pueden reconocer la música que sus padres escuchaban durante el embarazo. De todas formas, como escuchar música no es nada malo, no tienes nada que perder. Aunque no lo hagas con la intención de que tu bebé la escuche, disfruta de la música, ya que puede ayudarte a relajarte o a mejorar tu ánimo en momentos en los que te encuentres cansada o estresada.

Si vas a poner música para que tu bebé la escuche puedes hacerlo poniendo el equipo de música, o unos cascos sobre tu barriga. Si eliges la segunda opción, no lo hagas durante más de una hora al día, sino, podrías estimular demasiado al bebé. Tampoco pongas la música demasiado alta, ya que podría resultar molesto, nunca deberían superarse los 70 decibelios, el líquido amniótico que rodea al bebé amplifica ciertas frecuencias sonoras.

Algunos expertos han estudiado los efectos de la música en los bebés prematuros. Los resultados extraídos fueron bastante positivos, ya que se cree que redujeron de alguna forma el nivel de dolor, además de ayudar a que los niños aumentaran de peso y talla para poder abandonar la incubadora.
Una vez que su hijo haya nacido, el bebé distinguiría la voz de los padres y preferiría escuchar los mismos sonidos que durante el embarazo. Cántele una nana, algún tipo de canción tranquila o educativa, será una estupenda manera de calmarle. Puedes usar sonajeros o maracas para que te acompañen rítmicamente, así, las canciones serán más fáciles de recordar para tu hijo. Las canciones más lentas son las mejores a la hora de acostarse, después de un duro día, no hay nada mejor para un niño que escuchar a su madre cantándole una dulce canción.

A partir de los seis meses, es un buen momento para empezar a cantar canciones en las que sea necesario gesticular y que permita a tu bebé interactuar contigo. No escuchar solo música en español desde que son pequeños, para que el oído se vaya acostumbrando a oír canciones en otro idioma. Cuando haya crecido lo suficiente intente que dedique más horas a escuchar música en vez de ver tanto la tele, que escoja él mismo y consiga su propio estilo. En un futuro sería un buen síntoma que mostrara interés en los juguetes musicales educativos o en tocar algún instrumento. Existen multitud de discos y vídeos con canciones adecuadas para niños dependiendo de la edad, escoge la que más te guste o creas que podrá gustar a tu hijo.

Escuchad la música que más os gusta a ambos, compartidla y disfrutad juntos, es una buena manera de que padres e hijos se conozcan mutuamente.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *