Beneficios de la natación para las embarazadas

Una de las actividades que más están demandando las embarazadas en los BabyMoon (escapadas especialmente pensadas para las embarazadas antes de dar a luz) de cara a verano son los ejercicios prenatales en la piscina.

Los ejercicios en la piscina permiten a la embarazada estar en forma en el embarazo y prepararse para el parto.  Se suelen dar clases de una hora o una hora y media, y consta de un calentamiento inicial, ejercicios con natación y una parte final de relajación.

natacion para embarazadas

Se recomienda desde la semana 20 de embarazo hasta las últimas semanas de embarazo, aunque siempre debes consultar al ginecólogo.

  • Fortalecen los músculos de piernas, glúteos y pelvis, aumentando la flexibilidad de las articulaciones.
  • Contribuye a relajar las zonas más sobrecargadas durante el embarazo, como la cintura.
  • La futura mamá se siente más ligera y ágil.
  • Ayuda a eliminar los líquidos.
  • Previene las varices.
  • Alivia la hinchazón de las piernas, mitigando la sensación de piernas cansadas.
  • Los músculos se relajan.
  • El ejercicio activa la circulación sanguínea, aumentando la capacidad del corazón y los pulmones de transportar oxígeno, tanto en la madre como en el bebé.
  • Alivia la tensión sobre la zona de la pelvis, por lo que alivia dos molestias típicas del embarazo: la ciática y las hemorroides.
  • Previenes el sobrepeso, ya que al hacer ejercicio, eliminas calorías.
  • El ejercicio te permite mejorar la recuperación en el postparto de forma más rápida.
  • El agua tiene efectos relajantes, tanto psicológica como físicamente.
  • Son actividades divertidas, que permiten a la embarazada a evadirse y a disfrutar de un rato ameno.

Y tú, ¿practicas la natación?

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *